... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



Imprevistos Tras El Telón De Acero, Julio 2006


Este viaje marcó un hito dentro del ámbito de rutas estivales que veníamos realizando mi colega y servidor, no sólo por la distancia (fueron más de 8.000 km recorridos en 20 días) sino por los países en los que nos íbamos a adentrar, todos ellos antiguos países del histórico bloque soviético: Polonia, Lituania y Letonia.
Era todo un reto la forma de acometer las rutas diarias: red de carreteras disponibles, estado de éstas, frecuencia de gasolineras y disponibilidad de sitios donde hacer noche.
Fue además un viaje accidentado, servidor petó regulador y batería al segundo día de ruta por lo que hubo que retornar a Andorra desde Tolousse (Francia) para arreglar la avería, mención especial a Jordí de Yamaha Andorra que me apañó el regulador con uno de una 650 cc y que todavía llevo!. Si a ésto le añadimos el pinchazo en Kaunas (Lituania), el total de días perdidos se elevó a 4, sin embargo nunca perdimos la actitud de lucha y aventura porque para ser sinceros, después de la primera avería lo más cómodo hubiera sido volverse a España.
Todo lo experimentado en éste viaje nos marcó de por vida, aprendimos mucho, tanto, que se ha convertido en el referente de nuestros viajes transeuropeos, eh Pelao?.

Partimos desde Madrid hacia Andorra para hacer noche en Tolousse (Francia) teniendo en cuenta el percance anteriormente citado, como de costumbre atravesamos Francia por sus maravillosas autopistas dirección Alemania, para desde allí dirigirnos a la ciudad de Dresden próxima a la frontera con Polonia.

Las áreas de descanso de las carreteras francesas son un lugar para el esparcimiento...

Andorra, ven a visitarla...

... carreteras con infinitas curvas y pendientes de vértigo, y además encontrarás todo tipo de tiendas con accesorios para motos.

Ya en Polonia, comentaros que las carreteras son bastante malas y no existe una red de autovías ni de autopistas, por lo que nos ha costado más de lo deseado atravesar el país para llegar a Lituania, destino inicial del viaje, aún así, disfrutamos de cada km recorrido sobre todo cuando rodamos por carreteras comarcales y de poco tráfico donde la vista se pierde entre tanto bosque y montaña.

Primera toma de contacto con las carreteras polacas (ésta se encuentra en condiciones por ser inmediata al paso de la frontera, no te jode!)...

... y en medio de una estación de servicio esto...volar? prefiero rodar.

Atravesamos la ciudad de Poznan y ante la imposibilidad de aclararnos con la señalización pedimos ayuda a un biker foráneo que muy amablemente nos ayuda a salir de tal laberinto y así poder continuar nuestra ruta, AGRADECIDOS!. Por la carretera de Nowy Probark cruzamos la frontera con Lituania sin ningún problema, todo lo contrario, todo son facilidades para los ciudadanos comunitarios, así da gusto!

Nuestro gran guía polaco.

El pelao a su bola

Paradita para refrescarse, fijaros en la polvareda de la carretera nacional detrás, os imagináis la carretera?!.

En pleno campo las carreteras cruzan a través de pequeños pueblos y granjas...

Me mola ésta foto!

En tierras lituanas nos dirigimos a su capital Vilnius, donde nos hacemos con una habitación en el Holiday Inn no sin que antes el pelao regatee con la recepcionista el precio de la habitación. Comentaros que por éstas tierras es normal que la gente de los hoteles intente sacar tajada en beneficio propio, por ello no dejéis de regatear si el precio os parece excesivo.
A la mañana siguiente desayunando en una terraza de la capital, conocemos a un miembro de los CRAZY IN THE DARK MC , que nos propone rodar juntos con su MC.
Nos dirigimos a Trakai una ciudad muy cerquita de Vilnius con todo su MC esperando. Como es habitual en éstos casos celebramos el encuentro con unas birras y nos dejamos llevar por gente tan abierta, nos dan un paseo por la zona admirando el antiguo castillo medieval, su gran lago donde probamos sus templadas aguas, sus terrazas y zonas de ocio... y la gente del pueblo alucinando con el estruendo de la comanda hispano - lituana así como con el paquete que alguno transporta, eh Pelao? ja, ja. Entre kms y cervezas volvemos a la capital donde intercambiamos presentes con nuestros nuevos hermanos y de ésta guisa, y como colofón, una salvaje fiesta en su sede perdida en medio de la montaña hasta altas horas de la madrugada... ROCK & ROLL!!.

Giovanni de los CRAZY IN THE DARK MC Lituaniska.

Nos sorprende la espontaneidad con que se nos invita a compartir juntos carretera, y eso amigos, a más 3.500 km de tú casa te hace sentir muyyy grande...

El castillo medieval de Trakai fue fundado por el héroe nacional de Lituania, Gediminas, allá por el siglo XIV.

CRAZY IN THE DARK MC Lituaniska en Trakai.

Estruendos españoles en Lituania.

Hermandad sin condiciones, mola!

Fijaos que nenas se gastan por ésas latitudes.

De celebraciones varias...

Dedicado a los cobardes!.

Más féminas lituanas, y el pelao que se lo empieza a creer...

En la sede nos espera fiesta toda la noche. Intercambiamos impresiones de todo tipo...

Con la cabeza a punto de explotar cogemos nuestras máquinas, y tras dormir hasta la hora de tener que dejar el hotel, nos dirigimos hacia la ciudad de Kaunas donde agotados decidimos hacer noche en un hostal de carretera. La habitación y el restaurante están bien pero... no hay aire acondicionado, y ésto es un puto INFIERNO!.
Llega la mañana y sorpresa, la rueda trasera de la nena pinchada por un tornillo de las malditas pistas de tierra... llamo a la asistencia en carretera y nada 2, 4, 6, 8 horas y no aparece ni dios, así que llamo a Oswaldo de los CRAZY IN THE DARK MC y nos tranquiliza al decirnos que envía a un colega que tiene un taller en ésa misma ciudad. Al rato aparece el colega y como ya es tarde se lleva la bestia, nos da la dirección del taller y mañana temprano estará lista... JODER QUE ALEGRÍA! ésto es efectividad y no los del maldito seguro!.

Para celebrarlo hacemos otra noche más en el hotel con cenita, birras y chupitos de vodka por doquier, y a todo ésto, unas amables y encantadoras camareras nos invitan a unirnos a una fiesta en honor del cocinero ruso que cumple años... MÁS FIESTA!. Disfrutamos como enanos de tan variopinta compañía el cocinero, la cocinera, camareras, encargado y así tras chupito y chupito, brindis tras brindis, nos retiramos a descansar en la espera de madrugar para ir a recoger a mi nena y emprender rumbo a la ciudad costera de Klaipeda.

Con éstas camareras como negarse...

Nuestra cocinera y encargado favoritos.

Más vodka Sergei... (y se pensó que nos tumbaría a vodka... inocente...).

Las camareras más de moda en Lituania...

Al día siguiente y tras una ruta ligera, ya estamos en Klaipeda para comprar los billetes del ferrie que nos llevará de vuelta a Alemania. Hemos decidido no volver a atravesar Polonia en moto (mierda de carreteras!).
Pero para ésto todavía quedan unos días...

En el puerto de Klaipeda hasta antiguos buques de guerra rusos!.

En Klaipeda se nos une un biker croata llamado Linza con el que compartiremos 2 días de ruta, nos sorprende su arrojo en la aventura que ha emprendido (él solo) para rodar. Ese mismo día llegamos a Palanca, ciudad costera lituana con mucho turismo de playa...

Nuestro acogedor hotel...

... nuestras orgullosas nenas...

...y nuestro nuevo amigo Linza.

Espectacular puesta de sol en pleno Báltico.

Celebrando la ruta hispano-croata en un restaurante típicamente armenio.

Cruzando la frontera lituano - letona no encontramos ninguna traba. Las carreteras sin ser la pera permiten circular cómodamente. Ausencia de peajes.

Parada obligada para refrescarse.


Carreteras solitarias rodeadas de bosques...


...y pistas de tierra también rodeadas de bosques!.

Tras despedirnos de nuestro amigo croata nos dirigimos hacia la capital de Letonia, Riga. El monumento a la libertad es toda una declaración de intenciones de ésta emergente ciudad.

Bailes regionales en la plaza mayor...

... y el espectacular puente atirantado sobre el río Daugava.

Arquitectura típica del casco histórico.

El teatro nacional de la ópera.

Se puede apreciar la limpieza del entorno, que pasada!.

Nos despedimos de Riga antes de lo que desearíamos, pero por cuestiones de tiempo emprendemos la vuelta hacia Klaipeda para coger el ferrie. Nos separan tan sólo 300 km pero se hacen más largos, será porque tenemos los billetes del ferrie cerrados?
Tras embarcar, nos espera dia y medio en alta mar hasta nuestro destino Kiel, en Alemania.

Freebird...

En cubierta un piscolabis y la inmensidad del Báltico.

Ya en Alemania iniciamos la vuelta sin cuartel, nos esperan buenas autopistas y las bestias devoran km sin parar. Hemos llegado a Francia y decidimos coger la ruta que atraviesa el viaducto de Millau, el viaducto más alto del mundo con una altura sobre pilas de 250 m, ALUCINANTE!... pero antes tengo que vaciar el depósito de la bestia, la imponente dependienta la llena con gasoil! Si es que tenía unos ojos...

El último paso obligado hacia España, el VIADUCTO DE MILLAU.

El gesto del Pelao lo dice todo, conseguido! de nuevo hemos superado otra aventura con final plenamente satisfactorio, sólo que ésta vez hemos disfrutado más que nunca de los imprevistos... Y HASTA LA PRÓXIMA!.

10 comentarios:

Capitain Poon dijo...

Y yo a Mallorca jajajajaja.

Eso es viajar bro.

Venga a animarse

el yunque dijo...

Hostia Capi, lo estabamos leyendo a la vez!, Vaya aventura mas guapa que os pegasteis! Me alegro mucho que os trataran tan bien por esos mundos.
Un abrazo

ROCKLAND dijo...

¡Vaya odisea, colega! ¡¡¡8000 kilometros y tantospaíses vistos!!!

En fin, me dan ganas d ecoger la maleta e irme, ja,ja,ja

Saludos.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Ese viaducto en Francia me acojona solo verlo...

Increíble leer vuestro viaje. Envidia. Pero disfruto un montón leyendo tanta aventura, cerveza, carretera y rubias camareras...

¡Un saludo, biker!

JuanVi Raga dijo...

solo una palabra IMPRESIONANTE!!

al ver el viaducto ese me acabas de dar una idea de mi proximo viaje largo. ya veremos ya...

por cierto yo estuve en letonia en mis tiempos de estudiante y si que es verdad esta todo limpisimo y tienen un amor por su pais que aqui la mayoria no tienen.

un saludo!!

manel dijo...

Que experiencia colegas! Si he disfrutado tanto leyendo el relato del viaje puedo imaginar como lo disfutaríais vosotros...Impagables algunas fotos...Y como están las lituanas Mare De Deu!!

Freebird dijo...

Lo tengo presente, bro, a ver como me vienen las fechas... abrazal!.

Yunque, es acojonante lo acogedora que puede llegar a ser la gente cuando te encuentras tan lejos de tu casa, mola!

Rockland, a que esperas? ja, ja...

R&R outlaw, me alegro que lo disfrutes, gracias...

Javi, ya tengo ganas de ver que viaje te traes entre manos...

Manel, a tope! es la expresión, realmente guapas ja, ja...

Una abrazo a todos y muchas millas.

paulamule dijo...

Haces bien en recuperar post antiguos, cualquier día tiro yo de los míos aunque no le lleguen a los tuyos ni a la suela de los zapatos. Además, se te veía muy jovencito en 2006. Je, je, je. Los años no pasan en balde ¿eh?. Ah, y veo que seguimos coincidiendo en las camisetas. Una de Lynyrd Skynyrd, otra de Nashville Pussy, aunque ésta no es igual... Esto ansiosa por ver tu colección. Cualquier día aparecemos en un mismo concierto y parecemos hermanos gemelos, eso sí, pero servidora sin perilla y con algo más de pelo en la cabeza que rascar. Je, je, je.
En definitiva, hermoso viaje Free que espero hacer algún día aunque no sea sobre dos ruedas.
Salud.

Freebird dijo...

Pero si sigo como una florecilla, Paula ja, ja... y lo de las camisetas es un tema interesante, no se si coincidimos en gustos (seguro) o en sastre (puede) ja, ja...
Pues ya sabes, cógete a Rockland y a aprender ruso!...

Un abrazo sister.

Santiago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.