... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



Periplo Salmantino, Octubre 2019


Pues eso, durante tres días recorriendo entre chacinas y rica tortilla del lugar la desconocida, hasta entonces, capital charra y hasta alguna más que familiar localidad de la provincia y alrededores. Buen tiempo y buena cara, y los rebaños y dehesas, siempre en su punto.  

En Salamanca, parking gratuito que para eso descansamos en el centro de la ciudad.

Cervecita de bienvenida...

... y paseo nocturno por sus callejuelas repletas de bares de tapas y rica Historia.

Tras satisfacer los estómagos hay que satisfacer la mente, para ello nocturnidad y siempre mucho rocanrol... 

... a la mañana siguiente y tras unas tostas de buen jamón y rico café, jornada plena de visita turística a la ciudad.

Su Plaza Mayor es de las más transitadas de la Península e incluso más bonita que la de Madrid... o no.

Sus calles te han de atrapar y su limpieza, a la altura de una ciudad que se enorgullece de ofrecer al forastero todo aquello de lo que presume... 

... La Clerecía, siglo XVII, es la sede de la Universidad Pontificia de Salamanca...

... y justo enfrente, La casa de las Conchas, siglo XV. Sin duda sus conchas y blasones harán las delicias de más de uno...

... o de una ja, ja.

El Palacio de Monterrey, siglo XVI, es exponente del renacimiento español durante el denominado Siglo de Oro español. Actualmente es propiedad de la Casa de Alba.

La Iglesia de la Purísima y a su vera el Convento de Agustinas, forman un todo del siglo XVII. La Iglesia es además pública.

Vigilando se encuentra la escultura del Principe de Asturias y Gerona, único descendiente varón de los Reyes Católicos.

Aquí hasta los bares de copas se visten de Historia, impresionante.

El Colegio Mayor de Fonseca, siglo XVI es el único edificio de los viejos colegios mayores para estudiantes que se conserva en la ciudad.

Del Convento Franciscano de la Anunciación, siglo XV, me quedo entre otros, con su magnífico ábside gótico y su ilustrativa dama a los pies .

Hora de un vino, pero antes la subidita ja, ja.

A cara de perro, siempre... y la espalda bien guardada.

Salamanca goza de dos catedrales pegaditas: la Vieja, románica y siglo XII y la Nueva, gótica y siglo XVI.

Es la segunda mayor en dimensiones de toda España tras la de Sevilla, y su visita bien merece la pena.

Además y bordeándola, te encuentras con el Archivo General de la Guerra Civil Española...

... o ya de vuelta, con la Casa de las Conchas de nuevo.

En la Plaza Mayor atardece y que mejor que en una de sus terrazas, con un buen chocolate con churros y con la mejor de las compañías.

Nuevo día para rodar pero antes parada técnica que el colector anda un poco suelto. Mil gracias al taller que tuvo a bien echarme una mano. 

La CL-512 es perfecta para rodar en un día como hoy...

... largas rectas, poco tráfico y dehesas por doquier impregnan el paisaje.

Parada obligada antes de nuestro destino...

... entres algarrobos...

... subidas...





... y más subidas.

Es la Peña de Francia y sus 1727 m de altitud. Allí se encuentra el Santuario Nuestra Señora de la Peña de Francia.

Lugar de peregrinaje y descanso...





... es entre otras cosas un excelente mirador... 



...desde donde se domina todo el Campo Charro.

Ya de bajada y muy cerquita de nuestra pernocta...



... la localidad de La Alberca.

Dependiente en el siglo XII de la corona leonesa, pasa a los dominios de la Casa de Alba en el XV.

Sobre el resto juzguen ustedes...
                           



De vuelta al origen pero antes, y como viene siendo habitual, parada en la monumental Ávila a la hora del vermú y revolconas como mandan los cánones... Y HASTA LA PRÓXIMA! 

No hay comentarios: