... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



Carmona y otras gestas, Marzo 2017


Los últimos en mi cabezota, esos últimos que lo dieron porque tenían que darlo y punto. Nada de elegías imperialistas o pacifistas, tan solo estar y avanzar según las circunstancias, nunca retroceder. Los juicios a posteriori y siempre después de resolver con honor y disciplina, eso sí. Nunca prejuzgar con premeditación y alevosía, estudiar e informarse, visión de conjunto que es como se escriben las gestas con mayúsculas. Episodios aislados porque siempre tiene que haberlos, pero nunca desligitimar los hechos reales así acaecidos... y mientras tanto, SIEMPRE RODANDO!


... como en Oña, donde las mazmorras de nuestra fonda reclaman nuevos adeptos ja, ja.

Mientras frente al Monasterio, el conde Sancho García, su fundador, encandila a Urraca y damas.

Fundado en el siglo XI, ha cumplido pues ya un milenio...

... como así aseguran las crónicas de la época, las mismas que cuentan que aprovechando las disensiones en el poder califal de Córdoba,  el conde firma un tratado por el que son devueltas a Castilla doscientas plazas de las conquistadas por Almanzor, entre ellas las tan castigadas de Clunia, San Esteban, Osma y Gormaz.

Cabeza de Castilla y Ancha es la carretera.

Moles centenarias, y Espinosa de los Monteros.

Allí, en la Comarca de las Merindades se encuentra la Torre de los Velasco.

Imponente y olvidada, se cree data del siglo XIII...

... detalles arqitectónicos que desafían a los coeficientes de seguridad ja, ja.



La senda no es peligrosa y ha de continuar...



En Soncillo cambio de tercio, la N-232 acecha...





... y pasado Quintanaentello, paradita en el Balneario Hotel de Corconte  (volveremos!) porque el pelete reinante, obliga a catar de vinos y a reescribir la indumentaria.

Aconsejados por el gasolinero en Reinosa, y en vista del feo aspecto que tornan las nubes, dejamos a un lado la CA-280 y damos un rodeo por Torrelavega...

... hasta nuestra parada y fonda, Posada El Puente en Carmona.

Un rincón cántabro altamente gratificante...







Sus casonas con arcos...



... o su raza autóctona Tudanca...

... hacen de este pueblo un fantástico premio para disfrutar y compartir sin prisas.



Muy cerquita y andando se encuentra San Pedro...

... y sus primeros almendros en flor!

A la vuelta, nada mejor que un buen plato de cuchara y pringá para reponer el esqueleto.

A la mañana por fin luce el sol. Se trata de ir bordeando Los Picos de Europa dejándose llevar...



... entre sinuosas curvas...

... y viejos conocidos...





... y en Potes visita al Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

En él se custodia el Lignum Crucis, el mayor trozo conocido de la cruz donde al parecer murió Cristo. Santo Toribio, obispo de Astorga, lo trajo de Tierra Santa y se encuentra en el monasterio desde el siglo VIII, ante el peligro de la invasión de los moros.



Y de Santo Toribio...



... a San Glorio. Puerto de montaña en el paso de Cantabria a León que con sus 1609 metrillos, es sin duda, un puerto imprescindible más a marcar en mis charreras. 

Poco más que añadir a otra gran ruta, y es que la tormenta de nieve acecha y mejor resguardarse en Riaño al calor de una buena fonda, y mejor compañía...











The sun shine... Y HASTA LA PRÓXIMA PENDEJOS!