... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



Menos Mal Que Nos Queda Portugal, Septiembre 2018

Vaticinado por Siniestro Total y refirmado... además, para batallón de castigo, de castigo, castigo... los dolores de muelas, pero a mí lo que me gusta, es degollar dentistas! (Jorgito John Wayne)


Non stop atravesando la A-5 y el Miravete, y después la A-66 hasta la extenuación en Sevilla. 

Hora de comer pero sin grasas ni vino de pitarra... tarjeta roja!

Fugaz entrada en tierras lusitanas y conformar tarjeta y peajes. De vuelta a Ayamonte donde degustar gambas de la tierra y demás mejunjes del mar, que tan pocas satisfacciones nos han de propinar...

Asoma la fresca en nuestro Hotel favorito, no sin antes un manifiesto de quejas consecuencia de emisiones virtuales de TV a horas intempestivas. 

La barcaza o ferry para otros, baquetea y se zarandea mientras algunos piensan en hacer uso de la quilla para fines marineros más disciplinados. 

Almodôvar es la elegida para saborear el primer bacalao a ritmo portugés: pausado y sin prisas. 

Inmersos en la región del Alentejo, Castro Verde llama nuestra atención por el rugir de motos. Hay fiesta motera y somos bienvenidos. Saludamos agradecidos y continuamos ruta bajo un sol abrasador.

Y es que numerosas han de ser las paradas para hidratarse, como Ferreira do Alentejo y sus parroquianos ávidos de conversación, eh Manolo?



De esta forma y con carreteras siempre sorprendentes...

... las puertas de Évora son abiertas de par en par a nuestro paso.

Perdido el batallón, ambas compañías han de reconfigurar la pernocta. Apartamento SÍ, hoteles no. La autoria de la gesta en entredicho ja, ja.

El Templo romano de la ciudad data del siglo I y las gordas dan buena cuenta, por fin. 

Amanece y de nuevo en marcha...



... entre sol y rectas y más rectas...





Mini Sagres es el combustible... agua, agua! demasiado cara.



Hora de un refrigerio pero solo un poco ja, ja. Castelo de Vide la mejor de las opciones...



... aunque se nos niegue el preciado pollo asado...MALDITOS! 

Intento frustrado de asalto al Almirantazgo en busca de las apreciadas charreteras...

En Guarda nos aguarda nuestro Hotel favorito. Las gordas alertan de la llegada de otro grupo afín sobre dos ruedas. Esta vez somos los primeros y saboreamos el plato principal...





... los entrantes y hasta los postres. Entre vino de la tierra y arroces en abundancia disfrutamos de una velada acorde a nuestra clase, Premiere Classe ja, ja. 

Todo un clásico!

Día de vuelta y día de recuerdos...



Aperitivo en una vieja conocida, Ciudad Rodrigo, y posterior callos y jamón de la tierra en Peñaranda de Bracamonte y su estación de servicio tan retro como molona... Y HASTA LA PRÓXIMA, PENDEJOS!

No hay comentarios: