... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



En Rías Altas, Agosto 2015


Entre rías y monte frondoso de retorcidos caminos se ha sucedido la presente ruta, primera parte de una serie de dos a ejecutarse en periodo estival aunque en diferentes anualidades.

Tomando como origen la localidad "fraguense" de Vilalba se han sucedido toda una serie de rías a cual más espectacular y evocadora de pensamientos pasados. Mi destino final en la localidad de Ribadeo ya en el límite con la provincia de Asturias, escenifica el significado de una gran ruta.

En total tres días disfrutando de un tiempo extremadamente caluroso para estas latitudes donde el dios sol ha sido el protagonista en detrimento de las tan ansiadas lluvias que en esta ocasión han sido un enemigo fácil de doblegar. 

Perdido literalmente en la espesura de los bosques y guiado tan solo por solitarias carreteras que en numerosas ocasiones son el final de toda una travesía. Sin dejar la costa en la mayoría de los avances, una vez más he podido constatar la riqueza de nuestra Península de contrastes.

La costa gallega no iba a ser menos y es que Galicia ha sorprendido para bien en todos los aspectos: paisajes, enclaves, gastronomía y gentes. Una ruta con mayúsculas en la espera de poder finalizar el resto de la singladura, y liberar mi dura cabezota de fantasías viajeras que no hacen más que acrecentar las ganas por poseer más y más kilómetros de tan singular tierra.

Un acierto salirse de la autovía y recorrer la antigua N-VI...





En Astorga y por casualidades de la ruta otro motorista con el que compartiré andadura, aunque sin conocimiento de causa. 



A su paso por la provincia de León la N-VI es todo un descubrimiento...







Esta me la reservo para la vuelta...

... mientras el viejo camino que todo lo sabe presenta a sus participantes...

... y a sus impresionantes vistas.





Antes de Predeje los impresionantes viaductos de la A-6 remueven mi conciencia profesional.

Peregrinos a pie o en bici compiten por alcanzar el reino de los penitentes...

.... servidor, simplemente contempla.

Qué coño...

... joder! en plena nacional y me lo quería perder, la Posada de Paco. Cama, birras y buena comida en un ambiente biker sin igual. 


Comarcales que ya querrían muchas nacionales...

... y enlazando con la N-634...

... hasta mi hotel favorito en Vilalba. Una calurosa y amena bienvenida y a pensar en la jornada de mañana que promete y mucho... buenas noches.

Desayunado y en planta para aprovechar el día, el tiempo cojonudo y las carreteras en desuso para rodar tranquilo pero sin pausa. Enfilamos la AC-116...

... y parada en Playa del Río en Meirás.

Todo un compendio de sensaciones mientras te echas un cigarro...

... y más hacia adelante y visto desde el lado opuesto se encuentra otra espectacular toma. Punta Frouxeira y Punta Faluchos en Valdoviño.

Retomando ruta por la AC-566...

.... se suceden localidades como A Ramalleira, Pantín, A cardosa, As Ferreiras...

... O Puntal, Campelo, Esteiro o Agrochail.



Ya en Cedeira recorrido urbano en busca de su Castelo en plena ría.

El acceso resulta un tanto peliagudo para mi gordita...

... y la caída promete más que risas ja, ja.

El Castelo da Concepcion fue construido a mediados del siglo XVIII con fines defensivos tras el saqueo cometido en la ermita de Corveiro por parte de  nuestros amigos los ingleses.

Además de un centro de interpretación y baños en el antiguo polvorín...

... en tiempos llegó a contar hasta con 15 cañones con los que ahuyentar posibles barcos con ganas de mambo.



Corsarios y anglosajones aparte, es la CP-2204 la que me guía a las afueras de la ciudad...



... hasta interceptar con la CP-2205 atravesando un parte del Bosque Petrificado de San Andrés de Teixido.

En el Parque te topas con excelentes miradores...

... y lo que parecen piedras, no lo son, mas bien árboles prehistóricos convertidos en antiguos fósiles ja, ja.

Es una zona inhóspita, inquietante...

... y repleta de caravaneros! ja, ja.

El calor aprieta cada vez más y es entonces Cariño quien sale a recibirme y desearme buena ruta.

Después A Ortigueira,...

... Feás, Porteiro (ya en la AC-862), Cuiña...

... y Porto do Barqueiro en la Ría del mismo nombre.



Se trata de un pequeño puerto pesquero cuyo nombre proviene del barquero que trasladaba a personas y enseres de un lado a otro de la ría hasta la construcción del puente.

No, creo que no son para conejos...

Tengo claro que aquí comeré y comeré por la hora y el enclave. La opción elegida La Marina, su tarta de queso y orujo casero una auténtica pasada.  

Aturdido por las circunstancias decido despejarme a ritmo de puño suave por la AC-862.

... Covas o Viveiro y su inconfundible arquitectura son el reclamo perfecto (además de bonitos monumentos).



Mi actual carretera se ha transformado en N-642, eso quiere decir que me voy mimetizando con mi destino final...

... pero antes una pequeña incursión en Foz. Creo que no es para mí, me recuerda demasiado a Benidorm... soy persona de menos bullicio, en fin.

San Miguel de Reinante...



... y Ribadeo. Son las cosas que me gustan de viajar sin reserva hecha; sin quererlo y como el que no quiere la cosa te topas con una cápsula del tiempo a modo de alojamiento, el Hotel Gastronómico Balastera.

Adoptado para mi agenda de favoritos!

Antes de la cita familiar visita a la Ría...



... El nuevo Viaducto sobre el río Eo une Galicia y Asturias.

... El antiguo cargadero de mineral de dos líneas de vía.



... El Fuerte de San Damián levantado en el siglo XVIII para defensa de la entrada a la ría. 





... O el Faro en la parte más occidental y su curioso futuro.

A la vuelta reposo hotelero y cita familiar a la noche en el Cantón. Después mi fonda retro y a dormir como un tronco...

Día de retorno pero día de ruta, qué coño! así que desayunado y pertrechado para la ocasión enfilo por la N-642 hasta Vegadeo y de ahí rutita por la N-640...

... Capilla de Saldoira la puta excusa para echar un cigarro...

... e inmortalizarme.

Un sinfín de pequeños pueblos y aldeas...

... y al encuentro de mi N-VI.

Me ha gustado y mucho esta nacional. Se circula sin tráfico y ello te permite muchas licencias... 

... supongo que ocurrirá lo mismo en otras tantas que fueron relegadas al olvido en aras de las vías rápidas. Me propongo redescubrir esas nacionales que tanta satisfacción proporcionan al motorista de pro, he dicho y mantengo.  



Ummm, me quedaba un asunto pendiente de la ida, pero primero he de llegar a la desviación antes del viejo túnel...

... ahora sí, Villafranca del Bierzo. Localidad de la comarca de El Bierzo cuya cita más antigua conocida data del año 791 como lugar de una batalla librada entre los musulmanes que regresaban de Galicia y las huestes cristianas del rey asturiano.

Cruzando el puente sobre el río Burbia se accede al casco histórico de la ciudad donde soy recibido , libre de pecado, por la Iglesia de Santa María del Cluniaco del siglo XVI...

... y en frente la Iglesia y Convento de los Padres Paúles, siglo XVII.

Con un calor acorde a las fechas en que nos encontramos, me adentraré en la Plaza Mayor de la ciudad pues mis tripas claman al cielo un filetón de buena carne. Después continuaré mi periplo particular hasta la capital no sin antes despedirme de tan sabia y vetusta localidad, y por supuesto, de tan magna empresa.... ARRIONDAS!


1 comentario:

Jose Cobas dijo...

Guau Freebird, que buena ruta! Me habría gustado rodar contigo unos kilometros y enseñarte algún rincón de mi zona...y veo que tu habrías podido enseñarme también alguno que desconocía!!!
Como siempre, fenomenales crónicas de interesantes sitios. Gracias por compartir!