... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



English Breakfast, Julio 2015


... lo que nos motiva cada mañana. Las energías precisas para aguantar todo el santo día rodando por bonitos enclaves entre paisajes verdes de ensueño. Una climatología con personalidad y muy propicia para las latitudes en las que hemos rodado durante 10 días: Gales.

Ausencia de lluvias y pleno sol con temperaturas más llevaderas que las de nuestra infernal península. De costa a costa disfrutando de los pueblos más costeros y pesqueros de esta gran tierra. Disfrutando de sus gentes, sus costumbres y de sus pubs, of course!

Lo de circular por la izquierda queda en una mera anécdota. Integrados en el entorno las flexibles normas de circulación apenas representan un obstáculo, otro tanto a favor de una tierra de pocos contrastes. Las máquinas y monturas sin percances y nuestros bolsillos algo expoliados por un nivel de vida más alto que el patrio, pero no por ello infelices e insatisfechos, sino todo lo contrario.

Gales en moto es una preciosa tierra de costas y de parques, una tierra donde la buena educación y la amabilidad son señas de identidad de sus moradores, y además, un referente donde las costumbres arraigadas durante siglos no hacen ascos a unos más que revenidos motoristas de largas distancias. Con toda confianza, desayuno inglés por favor...


Santander "la nuit" (Día 1: Madrid - Santander)

Como parte de nuestro protocolo de buen viaje y mejor compañía, un brindis previo a cargo de los presentes...

... y en nuestro punto de parada preferido (km 146) el quinto en discordia ya ha llegado. 

A partir de ahora buena ruta y grandes momentos hasta nuestra tardía llegada al destino de la jornada, Santander.

En Aguilar de Campoo la N-611 nos permite algunas licencias... 

... y con el atardecer, el fresco y hasta la niebla se hacen los protagonistas.



Menos mal que seguimos en la península y poder disfrutar de buenas viandas y grandes caldos (aún en horas intempestivas) no supone contratiempo alguno. Mención especial al Restaurante Gambita y Jamón y a su pícara camarera del fondo ja, ja.









A los postres ronda nocturna por los garitos de moda de la ciudad, todo un descubrimiento... 



... y hasta ultramar, HIJOS DE LA GRAN BRETAÑA!


Lo mejor que hacer (Día 2: Santander - Portsmouth)

Hasta la salida del ferry a última hora de la tarde: desayunar y recorrer el paseo central de la ciudad,...

... disfrutar del ambiente de sus playas y de frías birras en la terraza interior del Club de Tiro...

... y por supuesto, y como mandan los cánones, deleitarse con la carta de todo un clásico: El Machi.

Después, todo un día de travesía hasta el reino de las "pounds" en nuestro flamante Cap Finistére... 




Llegar y besar el santo (Día 3: Portsmouth - Basingstoke)

Tensa es la espera hasta el desembarco y siempre mejor una charlita distendida con otros motoristas mientras las máquinas terminan de asearse.

Sin apenas tiempo de pensar bordeamos Southampton con intención de dirigirnos a Londres ja, ja... la proeza saldría cara y es descartada así que salimos de la freeway y como el que no quiere la cosa llegamos a este estupendo alojamiento en plena noche, The Wheatsheaf Hotel en Basingstoke.

En su pub pinta y mapas que ayudan a planificar la ruta de mañana ZZZ...


Piedras en el camino (Día 4: Basingstoke - Llangennech)

Recién desayunados y con ganas de comenzar...

El tiempo no puede ser mejor y además el paisaje acompaña. Circular por la izquierda resulta extrañamente familiar y eso te hace sentir muy bien contigo mismo.

Nuestra primera parada es junto a la A 303 muy cerquita de Amesbury...

Se trata del monumento megalítico de Stonehenge, un pedacito de la prehistoria.

Esta fechado a finales del Neolítico y mucho se ha escrito sobre su procedencia y usos. Su localización en medio de un prado hace necesario coger un minibus después de pagar tu entrada religiosamente...







... y en memoria del Capitán Eustace Loraine, perteneciente al Real Cuerpo de Granaderos y aviador pionero muerto en accidente en este mismo punto a tan solo 1 milla del monumento neolítico. Un sencillo recordatorio.

Reemprendemos ruta camino de Llangennech donde haremos tarde-noche con mi familia allí destacada, mientras tanto, esta vez sí, carreteras sin apenas tráfico permiten explorar el entorno...





... pero antes un alto en el camino en las zonas de servicio de la autopista para inmortalizarme ante un nutrido grupo de bmuvistas irlandeses.

Seguro que algún FORERO me saca de dudas al respecto.... y hasta mañana!


Perdidos por la costa (Día 5: Llangennech - Tenby)

El día amanece soleado y caluroso.., quien diría que por estos fueros de dios seríamos agasajados con semejante regalo. Con la panza en modo english breakfast iniciamos andadura...

... y la singladura es Carmarthen por secundarias y nacionales e improvisar sobre la marcha (al uso!).



Pueblecitos como Burry Port delatan nuestra posición...



... son las Cefn Sidan Sands: Extensas llanuras de playa donde las mareas campan a su antojo, sin duda un regalo para la vista y la cámara.







Cigarrito...

... y pequeño puerto de ocio que nos anima a no perder el rumbo.

De nuevo en la espesura y ni un alma que nos hostigue.

Se trata de Kidwelly pequeño pueblo de rica historia...



... y nuestro primer Castillo normando de estilo románico, siglo XII.



Sendereando y nunca mejor dicho. Pequeños caminos con apenas ancho para un vehículo y resguardados por una espesa vegetación en sus márgenes...

... y en medio, la Iglesia de St Ishmael con vestigios de construcción del siglo XII.



Frente a nuestra iglesia la costa en marea baja recoge a algún tímido buscador de marisco...



... y en lo alto, acechante, Llansteffan Castle. Fortaleza levantada durante las invasiones normandas allá por el siglo XII.



Se suceden pequeñas localidades...

... y entre senderos...

... y viejas estructuras en piedra...



... la localidad de St Clears.

The Corvus Inn y su beer garden la puta excusa para doblegar un sabroso costillar y su correspondiente pinta de Carling, pura gloria!

Con las tripas a rebosar que mejor manera de reposar que un buen paseo por la costa...

... Llanmiloe, Pendine o Saunderfoot son algunas de nuestras paradas...

... y en la sorprendente Tenby nuestro cuartel general por esta noche.

Tenby es sin duda uno de los secretos mejor guardados de todo Gales...

Además de gafas a 5 pounds ja, ja, ofrece al visitante BONITAS MOTOS, bonitas casas y una historia que se remonta a la época de los normandos.

Antiguo enclave estratégico para el comercio desde las Islas Británicas con Francia, España o Portugal, la costa de Pembrokeshire es hoy todo un referente para el amante de historias pasadas. No en vano, una placa recuerda el paso por esta villa, y más en concreto por ésta casa, de un personaje clave en la historia naval del Reino Unido durante el siglo XVIII, el Almirante Horatio Nelson.

El acceso a la isla de St Catherine es uno de los puntos más dominantes de la ciudad.

Una pequeña pero preciosa playa permite contemplar la isla y su magnífica fortaleza del siglo XIX...

... y en lo más alto, el Principe consorte Abert...

... además de magníficas vistas de la isla.



En sus callejuelas antiguas tabernas marineras...

... y algún buitre de mar.

Es la entrada a la antigua ciudadela del siglo XV en la que curiosamente fueron abiertas otras tres entradas más (siglo XIX) para el paso de carruajes...



... y justo enfrente, nuestro Bed n' Breakfast particular... pero primero, cenita a base de ensaladita y pinta Carling (of course!) para después disfrutar de un estupendo concierto acústico en el Lifeboat Tavern, todo un referente hasta la 12 O'clock,


Castillos, Catedrales y más costa (Día 6: Tenby -  Aberaeron)

Se agradece cierta nubosidad después de la jornada de sol pasada... 

Es lo que tiene Gales, cambio de climatología a medida que transcurre el día y las millas.

Dirección Pembroke por la A 4139...

... y vista non stop a su Castillo del siglo XI. Se trata de una fortaleza construida como una premonición a  las las invasiones normandas acaecidas un siglo después.



Muy cerquita de Waterloo (no confundir con la localidad belga de la Batalla del mismo nombre)...

... se encuentra Pembroke Dock, antigua sede del Astillero Real y a donde se dirige el viaducto de peaje de nueva construcción. Curioso, las motos no pagamos peaje!, eso sí, espera a que el semáforo se ponga en verde, gañán! ja, ja.

Antiguo legado de años de esplendor naval es esta pieza fechada en el 1.777.

Es ahora la A 477 quien nos a de guiar...


... para salirnos y bordear la costa a través de enmarañados caminos y senderos...

... hasta Marloes n' Dale Peninsula. Un lugar alucinante, apartado de todo y donde se respira un sosiego y tranquilidad de otro mundo.


Quién nos lo iba a decir, cae la niebla!..

... y con el ánimo a tope, hasta sienta bien!



Aun con espesura conectamos con la A 487...

... y St David's donde se encuentra una de las catedrales más antiguas de toda la cristiandad!

Es el conjunto Catedral de San David, patrón de Gales, y el Palacio de los Bishop.

Construida sobre el antiguo Monasterio en donde St David fue enterrado allá en el siglo VII.

Espectacular!

Atrás queda St David y delante más costa por descubrir, avanti!...



... como Fishguard con marea baja.

Antigua villa costera que significa Jardín de Peces en el idioma noruego antiguo... como curiosidad, fue invadida en 1.797 por los franceses siendo ésta la última vez que Gran Bretaña ha sido invadida (lástima de Armada Invencible!).



... y muy cerquita Cardigan.

La tarde se echa encima y va siendo hora de pernoctar...



... las opciones son diversas en estas latitudes de la costa galesa, pero es Aberaeron quien demanda nuestra atención...








... y en la misma esquina, nuestra fonda particular: todo un Guest House a la altura, con restaurante...

... y cuidado al detalle. GOOD NIGHT!


Gotas en la singladura (Día 7: Aberaeron - Moelfre)

Única jornada de tímidas lluvias en todo el viaje. Como siempre marcamos rumbo sobre el mapa y a rodar que son dos días... 



Integrados en la A 487 atravesando villas...

... y atravesando el Snowdonia National Park.





Un alto para deshacernos del molesto traje de aguas y a nuestro siguiente castillo...



... el de Caernafon. Allí somo fichados por un escrupuloso vigilante de parking debido a nuestro descaro en saltarnos las normas de admisión ja, ja.

Data del siglo XII y fue levantado con un pueblo amurallado adyacente.
                            

El arquitecto del rey levantó los muros a imagen de los de Constantinopla además de que el propio rey Eduardo apoyaba las Cruzadas...

... El castillo de Caernafon se convirtió, de alguna forma, en un símbolo de la dominación inglesa en la región.
                                        







Cruzamos el estrecho de Menai por el Puente colgante de Menai hasta la ciudad de Holyhead...

... allí se encuentra el espigón más largo de toda la cristiandad!, además de un ajetreado puerto de ferrys.





Desde Holyhead recorriendo la costa por la A 5025...

... se acerca la hora del reposo y esparcimiento, Moelfre la escogida. Pero no, no será este enclave con fantásticas vistas...

... ni este (el mismo después de cinco minutos)...

... sino este otro y con todo lo imprescindible para hacer noche: alojamiento, restaurante y bar...

... el Ty Dderw Country Inn.


El peor almuerzo de la cristiandad! (Día 8: Moelfre - Brecon)

Otro castillo al que saludar y que mejor que seguir la costa...

... para acceder desde la Isla de Anglesey cruzando el Britania Bridge...

... hasta la ciudad de Conwy.

Allí su espectacular Castillo controla el acceso a la urbe.

Pequeña ciudad con encanto donde se puede pasear admirando sus bonitas casas...



... o curiosas fuentes (gaviota incluida).



En el paseo junto al pequeño puerto fish n' chips...

... y la casa más pequeña de Gran Bretaña (pardiez!).



Después de un almuerzo a base de sandwich (más soso que nunca) y pinta un tanto amarga y sin apenas gracia creo que estamos listos para continuar.

Directos a Brecon por la A 470...

(alguno no nos acompañará)...

Trás una travesía un tanto cansina debido al gran tráfico reinante llegar al B n' B es toda una bendición: encanto de dueños (y vecinos) y una estancia amplia y confortable.

... pero antes cena en el Red Dragón con despedida de solteras incluida y hasta mañana...


Wales forever! (Día 9: Brecon - Ilfracombe)

A estas alturas de viaje nos vamos haciendo una idea de lo que puede ser Gales rodando en moto: buenas carreteras aunque con más tráfico del previsto, paisajes extremadamente bonitos y ausencia de aglomeraciones en pueblos y villas turístico pesqueras,...

... mucha amabilidad por parte de lugareños, y sobre todo predisposición y atención al extranjero en zona de servicios y/o hospedaje/restauración...

... es por todo ello que Gales mola!, sí, al igual que algunos de los típicos tópicos que esconden sus rincones más exclusivos.  
                                    

Se van sucediendo localidades como Erwood, Cwmdu, Llanellan...



... Monmouth, Redbrook...



... y nuestro próximo alto, la villa de Saltmills donde recrearnos con la abadía más antigua de toda la cristiandad!

Se trata de las ruinas de la Abadía de Tintern...

... antiguo monasterio de la Orden del Cister que data del siglo XIII.

En Chepstow, la opción de coger uno de los dos puentes atirantados que cruzan hacia Bristol libres de peaje resulta todo un desafío...



Ya incorporados a la freeway y su más que notable zona de servicios...

... compartimos Caravaning on route ja, ja...

... y matinal HD en la localidad de Bridgwater.



Los chicos de Riders no lo hacen nada mal aunque quizás un poco descafeinado, en fin.



Cambio de rumbo y de nuevo por esas carreteras que tanto nos gustan, en esta ocasión la A 39.

Cerca de Minehead se encuentra, aflorando entre las frondosidad, el Castillo de Dunster del siglo XII convertido hoy en una casa de campo totalmente operativa.

Huele a costa y eso se nota en el trazado y en los vientos...

Las campiñas inglesas atravesando el Exmoor National Park se suceden sin distinción de raza, credo o sexo...



... y por fin costa. Cae la tarde y queremos pasar nuestra última noche en tierras británicas costeando como es costumbre aunque para ello tengamos que forzar frenos con pendientes del 20%, mínimo!.

El gordo se llama Ilfracombe villa costera llena de vida y excelentes vistas.   

Presidiendo el puerto de la ciudad una llamativa estatua en bronce que representa a la verdad y a la justicia.





Villa turística ausente de aglomeraciones...

... es un entorno sin igual donde se percibe al fondo la Iglesia de St Philp y St James. En esta  última, precisamente, somos testigos de un interesante concierto de cámara al que somos invitados incluído té y bollitos jur, jur.

... y la Iglesia Metodista de St Emmanuel, oiga!.

El puerto alberga entre otros al Exodus, afamada y distinguida embarcación experta en el trato con galernas ja, ja.



... y nuestro B n' B de la velada. Todo un compendio de encantadora decandencia a cargo de un simpático Manager al más puro estilo británico.


El retorno (Día 10: Ilfracombe - Plymouth)

Se acabó lo que se daba y sin renegar de todo lo visto y experimentado. Nos queda buen sabor de Gales. Ha merecido la pena cruzar el charco para arrimarse a estas ricas tierras llenas de Historia y de gentes que son capaces de entender la vida con cielos grises y siempre cambiantes. Puede que repitamos, nunca se sabe.

Plymouth, non stop!

Allí nos aguarda nuestro ferry siempre puntual al igual que muchos motoristas dispuestos a "cocerse" en nuestra querida tierra (pobrecillos!).

La espera se hace interminable...

... y las nenas ya están durmiendo.

Algunas vista del puerto... y hasta Santander!






Retorno infernal (Día 11: Santander - Madrid)

Algunos ya lo comentan 36 ºC en Madrid, joder!

300 Kms a casi 40 ºC resultan una más que puesta a punto con mala leche, pero en fin, para esto estamos y más!. Desde nuestro km 146 a un tiro de casa y fundiendo algún que otro fusible. Es lo que hay y así se lo hemos de contar, siempre... ARRIONDAS!

4 comentarios:

José Espes dijo...

Vaya viajecito, la zona me ha encantado, no tiene nada de desperdicio y lo bueno es que os ha hecho muy buen tiempo.

Gasss y Rock n'roll!!!

FREEBIRD: VIAJES Y RUTAS EN MOTO dijo...

Lo has resumido perfectamente: condiciones óptimas de presión y temperatura ;-). Un saludo!

jose ramon dijo...

Un viaje muy bueno. Me ha encantado el relato y las fotos. Gales a la lista de pendientes.
Buena ruta

FREEBIRD: VIAJES Y RUTAS EN MOTO dijo...

Gracias Jose Ramón!
Buena singladura