... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



Se Hace Camino Al Rodar, Abril 2011


El Camino de Santiago en su variante francesa forjado a golpe de gasolina, sí, ya se que no es lo mismo, pero para nosotros ha resultado mucho más entretenido, valiente y espiritual de lo que pueda parecer a primera vista. No se trata de creencias místicas o similar, se trata de formar parte de una historia real, una historia de peregrinos, de viajeros, de compañeros, de amigos, de colegas, de perdedores, de ganadores, de entusiastas, de honestidad, de nobleza, de negación, de contradicción, de oscuridad, de claridad, de esperanza... en definitiva, de ansias por conocer todo lo que te rodea sin saber muy bien por donde empezar, de saber aprovechar y disfrutar lo que se te planta delante de las narices en un momento dado, pero sobre todo, de hacerlo siempre conforme a tus ideales y conforme a tu forma de entender y actuar... SIEMPRE MILLAS!.

DÍA 1
Madrid-St Jean Pied de Port (Francia) (486 kms)

Se trataba de llegar al origen de éste nuestro particular Camino de Santiago Francés, y vaya si lo conseguimos! compadreando con la climatología, y es que las más que agradables temperaturas y una fantástica jornada de sol, han resultado ser el mejor y más benévolo de los aliados ja ja.
Hemos atravesado primero la provincia de Soria por una fantástica ruta consistente en secundarias de lujo, de lujo por el trazado, el firme, y por supuesto, el paisaje, y después, la noble Navarra por su no menos sorprendente carretera N-121 desde la localidad soriana de Ágreda. Hemos circunvalado Pamplona, y su nefasta señalización (puesta para joder y liarla aun más) hasta Roncesvalles y por fin, la localidad franca de St Jean Pied de Port en pleno Pirineos.
Así se han sucedido localidades y pueblos como Moñux, Nolay, Borjabad, Alparraches, Tejado y por supuesto Ágreda, y otras, ya en la Comunidad Foral, como Castejón, Caparroso, Olite o Tafalla, localidades estas últimas que bien merecerán una ruta aparte y en exclusiva, seguro.

Como viene siendo habitual paradita en el 103 para reponer energías y ánimos...

Practicamente "non stop" hasta Ágreda excepto para repostajes varios...

... y como el que no quiere la cosa, y tras escaramuzas varias en la circunvalación de Pamplona, estamos otra vez en la localidad de Roncesvalles, allí, primer encuentro entre peregrinos...

A St Jean Pied de Port llegamos echada la tarde y no sin antes "repostar" en la última gasolinera patria. Aquí nos espera nuestro acogedor hotel rural en medio de los Pirineos, des Remparts...  

... donde disfrutarás de una habitación más que familiar y un "petit déjeuner" incluido. Peregrinos y Pirineos nos aguardan.

DÍA 2
St Jean Pied de Port-Javier (Navarra) (300 kms)

La jornada prometía, no en vano íbamos a rodar por unas carreteras acojonantes, primero por comarcales en zona francesa atravesando verdes praderas y paisajes  de montaña solamente interrumpidos por el paso a través de localidades como Lacarre, Larceveau, Ordiap, Mauléon-Licharre (aquí dimos un par de vueltas hasta encontrar la puñetera salida), Oloron Ste Marie y desde aquí tomar la N-134 para alcanzar, después de una rodada flipante a base de buena carretera con muy buen trazado, el Túnel de Somport y entrar a saco en territorio español por su parte más agreste hasta Jaca.
Aquí empieza lo bueno, nos adentraremos siguiendo el Camino por secundarias para apreciar de primera mano todo el encanto de localidades y enclaves por los que discurre en tierras aragonesas y navarras. Coronando el Puerto de Oroel hacia el Monasterio de Leyre con parada gastronómica en uno de los pueblos medievales más bonitos de la comarca, Santa Cruz de la Serós, y continuando por la N-240 hacia el pueblo de Javier donde haremos noche, puede decirse que ha sido un día de ruta perfecto donde no ha faltado de nada, buenas carreteras, buena historia, buena gastronomía pero sobre todo buenas gentes y mejor compañía...

Arranca el día y después de desayunarnos iniciamos peregrinación en un entorno puaramente rural y bucólico.

Un marco incomparable formado por viviendas típicas...

... paisajes sin fin...

... y carreteras serpenteantes son el mejor antídoto contra el tedio y la monotonía.

Llegamos a Mauléon-Licharre donde somos recibidos por su Iglesia o Eglise.

El río Uhaitza a su paso por la localidad...

... y el Pelao azuzando al rebaño ja, ja.

A buen ritmo atravesamos Oloron-Ste Marie y enfilamos la N-134.

Carreteras bidireccionales pero con un ancho de calzada superior a las españolas, y además, un trazado digno de alguna que otra autopista, nos empujan y animan a rodar...

... y a curvear...

...mientras disfrutas de las vistas.

Adelantamientos incluidos!.

Los Pirineos en su apogeo son la antesala a Somport...

... pero antes un poco más de ruta, Gurmençon, Bedous, Accous, Etsaut...

... y Urdos donde almorzaremos como mandan las buenas costumbres.

Sin duda vamos por el buen Camino...

Los Pirineos españoles nos hacen guiños, cómo resistirse!...

... pero antes 8 kms de interminable túnel a 80 por hora y a una temperatura próxima a los 5 grados, casi ná.

Al otro lado y pasado Canfranc se encuentra la ciudad de Jaca en pleno Pirineo central. Por su ubicación, Jaca, se convierte en uno de los mejores lugares para practicar los deportes de invierno en España, como bien es sabido.

Poderosa y altiva, la ciudadela de Jaca es una fortificación de planta pentagonal (seguro que el Pentágono de los USA copió el diseño) construida a finales del siglo XVI

... la bonita entrada por la que se accede a través de un puente levadizo...

... además de sus fosos y baluartes.

Tras un breve paréntesis continuamos peregrinación hacia nuevas rutas de montaña, esta vez los Monasterios de San Juan de la Peña...

El Monasterio nuevo de San Juan de la Peña data del siglo XVII. En el siglo XIX fue abandonado a su suerte y posteriormente restaurado por el Gobierno de Aragón. Actualmente alberga en una de sus alas una maravillosa Hospedería donde poder disfrutar de unos días de ensueño en un entorno incomparable...

... pero eso será en otra ocasión, eh Pelao? ja, ja.

El Monasterio Viejo de San Juan de la Peña del siglo XI es considerado por la tradición como la cuna del Reino de Aragón, y parada habitual del Camino de Santiago.

Su emplazamiento lo hacen único y me consta que su interior tiene que ser la ostia...

... lástima que no fuera hora de visitas...

... y tuviéramos que conformarnos con esta pequeña vista de su claustro.

En fin, es lo que ocurre cuando se rueda sin organización aparente...

... pero a veces, por eso precisamente, va uno y se topa con un pueblo como Santa Cruz de la Serós, y si además huele a leña quemada y son las tres de la tarde, mejor que mejor!.

A esto me refería, un restaurante de carnes de primera...

En el centro del pueblo destaca esta muestra del románico lombardo en España, la iglesia de San Crapasio del siglo XI.

... un par de tipos un tanto hambrientos...

... pero sobre todo unas viandas y caldos...

... de muy señor nuestro, simplemente excepcional!.

Ah! se me olvidaba, y el sonido de un tranquilo riachuelo a nuesta vera ja, ja.

Con la panza llena y una modorra de tres pares de narices pensamos ya en buscar alojamiento para pernoctar, pero antes, mocarrera de rotondas ja, ja...

... e intento de hurto con premeditación...

... eso sí, sin desviarnos del buen camino en todo momento ja, ja.

Huyendo del comando nafarroa llegamos a la localidad de Javier cuna del misionero navarro San Francisco Javier. Allí nos espera su vintage Hotel El Mesón donde haremos parada y fonda en una noche lúdico-festiva sin igual, toma ya!.

DÍA 3
Javier-Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) (236 kms)

Tercer día de peregrinaje y los ánimos por las nubes. Después de la gloriosa jornada vivida el día de ayer la de hoy no se queda manca, y es que nos aguarda la visita al Monasterio de Leyre y el rodar por las carreteras que conforman el Camino a su paso por la comunidad de La Rioja.
Tomamos el desvío de la N-240 hacia Yarnoz y a partir de aquí se sucederán localidades como Puente La Reina, Cirauquí, Estella, Ayegui y su popular fuente del vino o la mismísima capital, Logroño.
Tras una sobremesa logroñesa a la altura de los comensales retomaremos la senda santa siguiendo la ruta por Navarrete y Nájera hasta llegar a Santo Domingo de la Calzada donde haremos noche en uno de sus reales Paradores...

Listos y empaquetados los bártulos, emprendemos camino no antes sin dejar de inmortalizar el Castillo de Javier a escasos 50 metros de nuestro ya antiguo hotel. Data del siglo X y aunque en el siglo XVI fue mandado destruir por el Cardenal Cisneros debido a las constantes revueltas que se sucedieron, finalmente fue reconstruido con el aspecto que hoy nos ofrece.

El hotel vecino luce esta fantástica fachada, nos equivocamos?.

El Monasterio de Leyre se asienta sobre la balconada de la Sierra de Errando junto al embalse de Yesa. Se trata de un monasterio de la Orden Benedictina del siglo XI que ya en su época despuntó por tratarse de una obra "moderna".  
La Iglesia se encuentra construida sobre la actual cripta y se trata de la construcción románica más antigua de toda Navarra que se conserva en la actualidad.

La Porta Speciosa es sin duda uno de los mayores atractivos de la Iglesia a juzgar por el interés que se toma la guía a la hora de mostrar los numerosos elementos que la conforman.

Su autoría se le debe al Maestro Esteban, autor entre otros de la Puerta de Platerías de la Catedral de Santiago de Compostela.

En el interior llama poderosamente la atención el lúgubre panteón de los Reyes de Navarra donde se  guardan los restos de algunos de los monarcas navarros que reinaron durante los siglos IX y X.

Más de mil años de historia avalan este increíble templo.

En la cripta de Leyre, según palabras de una amable y atenta guía, no existen evidencias de que se haya destinado nunca a ser lugar de enterramiento, sí sabemos sin embargo, que fue construida para nivelar el terreno donde se alzaría la iglesia y así servir como cimiento a la misma, ingeniería de la época.

El monasterio aun mantiene su identidad y origen como lugar de recogimiento, allí puedes ver a sus monjes pasear, atender e informar al peregrino o turista, rezar o simplemente en sus quehaceres cotidianos.

Un último vistazo a su poderosa fachada antes de retomar nuestra, y no me canso de repetirlo, particular peregrinación.

Atrás queda Leyre y por delante una infinidad de carreteras y caminos por descubrir...
 

Indicativos del Camino a seguir nos llevan hasta Yarnoz pero creo que por aquí no debemos continuar, quizás con una enduro ja, ja.

Cada pueblo por pequeño que sea tiene su icono religioso, Yarnoz tiene la Iglesia de la Natividad...

... los peregrinos los caminos y carreteras...

... y los bares, los bares son así, que coño! ja, ja, y como reza en el cartel  Así se quedó el último que pidió agua (el agua oxida). Amén hermano.

Puente la Reina, Estella,...

... la primavera en todo su apogeo...

... y Ayegui con su famosa fuente del peregrino gentileza de las Bodegas Irache ja, ja. 

No tiene desperdicio.

Aparte de coñas marineras y demás también podemos encontrar el Monasterio de Santa María la Real, antiguo monasterio benedictino cuya antigua Iglesia románica del siglo XII, aparte de servir de improvisado fondo para una preciosa fotografía, en un futuro formará parte del nuevo y esplendoroso Parador Nacional de Irache.

Y con lo puesto y visto destino a la ciudad de Logroño...

Logroño es una vieja conocida para servidor, allí pase unos meses por cuestiones de trabajo y además de la cultura del vino en sus bodegas aprendí la cultura del tapeo en la archiconocida calle del Laurel...

... pero por una vez y sin que sirva de precedente preferimos un auténtico menú de peregrino en uno de sus más interesantes asadores, restaurante Zubillaga, auténtica comida vasca en un ambiente muy familiar, totalmente recomendable. 

La sobremesa se alarga más de la cuenta y debemos continuar ruta, dudamos entre Burgos o Santo Domingo de la Calzada para hacer noche, es a nuestro paso por la localidad de Santo Domingo cuando salimos de dudas, su Parador, antiguo Convento de San Francisco del siglo XVI tiene todo lo que necesitamos...  
... y además estamos agotados.

Y ésta, porque me mola ja, ja...

DÍA 4
Santo Domingo de la Calzada-León (Castilla y León) (302 kms)

Hemos dormido como monjes, en paz y más serenos de lo habitual, la música terminó temprano y ya estamos en planta empaquetando. Hoy nos espera una ruta muy guapa rodando por la comarcal que va desde Santo Domingo a Burgos, se suceden así pueblos como Ojacastro, Ezcaray, San Vicente del Valle, Villagalijo, Pradoluengo, Valmala, Alarcia o Arlanzón y a juzgar por el entorno, parece que nos encontremos en otra época, una época donde no existen las prisas ni los ajetreos, donde la vida resulta más sencilla de lo que muchas veces nos empeñamos en recrear, pero al menos, al menos hermanos podemos rodar para sentirlo... Después y una vez comidos en Burgos, continuamos camino hasta León por la N-120 y sus infinitas rectas ausentes de tráfico, por primera vez nubes de tormenta hacen acto de presencia, Santiago más cerca...

Las calles de Santo Domingo amanecen tal y como las dejamos...

... para después, como viene siendo habitual, típico despiste de recién levantado que conseguimos solventar en la primera rotonda.

Inmersos en el paraje incomparable de la Sierra de la Demanda a su paso por La Rioja y Burgos descubrimos nuevos lugares...

... y nuevos enclaves, en este caso la Iglesia de Pradilla en las afueras del término municipal de Fresneda de la Sierra Tirón...

... y en la otra margen de la carretera una vista del municipio en todo su esplendor.

Alejada del núcleo urbano y pegada al Camino, la Iglesia románica de Alarcia sirve de refugio y ofrece consuelo al cansado peregrino.

Arlanzón, a la vega del río del mismo nombre, es el fiel reflejo de la personalidad castellana de las localidades que pueblan la Sierra de la Demanda, nobleza y fe.

Dejamos atrás los campos castellanos y ya estamos inmersos en la capital de Castilla, Burgos, pero antes toca cambiar la bombilla, y es que desde hace un par de días ruedo únicamente con la posición, si es que...

En Burgos tenemos buenos amigos, siempre nos hemos considerado muy bien acogidos y es por ello que no podemos rechazar echar una comida juntos, abrazal para David y Adolfo...

Jode arrancar después de una comida copiosa, pero debemos continuar, no por obligación sino porque realmente nos apetece seguir rodando, es lo que tiene ser un puto motorista, no importa lo agotado que uno se encuentre, la mente siempre pide más, como una droga... ah!, y la Iglesia de San Andrés en Villasilos, siglo XVI.

Carrión de los Condes, Sahagún, Mansilla de las Mulas y León... en ésta última, cama y comida en su muy céntrico Hotel con recepcionista retorcido incluído.

Da buten!.

... procesión incluida...

... tela marinera.

DÍA 5
León-Santiago de Compostela (Galicia) (380 kms)

El día amenaza agua y de que manera, el traje de agua se convierte en nuestra segunda piel a ratos. Es una jornada muy especial porque por fin sentimos que hemos conectado con la figura del peregrino. A medida que avanzamos la concentración de caminantes y ciclistas aumenta pero sobre todo vamos notando esa complicidad y una gran satisfacción cuando percibimos la sorpresa del resto a nuestro paso, bonitas motos! piropean unos, buen viaje! nos desean otros, sí, mucha satisfacción.
En nuestro periplo hacia la ciudad compostelana nos cruzaremos con Hospital de Órbigo y su Puente del Paso honroso, Astorga y su Cocido Maragato, Foncebadón y su Cruz de ferro, Acebo, Molinaseca y su Casa Ramón, Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Piedrafita, Lugo... y por fin Santiago de Compostela, nuestro camino va llegando a su fin.

Las primeras lluvias del Camino y la Catedral de León, siglo XIII. Se la considera junto a la Catedral de Burgos una de las mejores muestras de todo el Gótico español.

Es sobre el río Órbigo a la altura de la localidad de Hospital de Órbigo donde se encuentra el Puente del Paso honroso.

Se trata de un puente medieval del siglo XIII de 19 arcos y que actualmente se encuentra en plena restauración. Está enclavado en la antigua calzada romana que iba desde León hasta Astorga. Nuestra intención es cruzarlo pero enseguida nos damos de bruces con un paso demasiado estrecho solo apto para viandantes, así que, media vuelta y nuestro gozo en un pozo...

Y es que se hace camino al rodar, esta vez es la N-120 a su encuentro con Astorga.

La Catedral de Astorga comenzó a construirse en el siglo XV y es una mezcla de estilos gótico, renacentista y su fachada principal barroca. Actualmente es la sede episcopal de la diócesis de Astorga, documentada desde el siglo III con el título de Apostólica.

La Portada central es recargadamente barroca, no hay duda, y en ella destaca la bóveda donde fueron labradas copiosas escenas del Evangelio...

... y sobre la portada, el cuerpo central ricamente ornamentado.

Rodar malditos, rodar, que el jubileo está próximo...

... no sin antes observar...

... para luego compartir.

Originalmente la Cruz de Ferro se encontraba clavada a ras de suelo y era costumbre que los peregrinos dejaran una piedra para contribuir así a la construcción de la Catedral de Santiago. En la actualidad dicha cruz se encuentra elevada debido a la montaña de piedras en que se ha convertido su base. La tradición es lanzar una piedra, traída del lugar de origen, de espaldas a la cruz para simbolizar que se ha dejado atrás el puerto....

... y así lo hicimos.

Junto a la Cruz se encuentra la Ermita de Santiago donde los fieles serenan el espíritu a golpe de rezo y el cuerpo a golpe de pan con queso.

El entorno gris y los ánimos por la nubes, mientras, los Montes Aquilianos nos dejan entrever la ciudad de Ponferrada...

... pero antes parada para degustación de viandas y caldos de la tierra, Casa Ramón, en Molinaseca, es un buen referente.

De Ponferrada a Lugo y de Lugo a Santiago de Compostela. Los últimos kms han resultado un tanto duros debido a las lluvias que asolan a la provincia, allí nos aguarda nuestro Hotel favorito, y después, paseo por el casco histórico.

Quién no ha oído hablar de la Plaza del Obradoiro, pues aquí la tenemos. La conforman el Colexio de San Xerome, siglo XVII, sede del rectorado de la Universidad de Santiago...

... el Palacio de Raxoi, siglo XVIII, donde hoy en día está el Ayuntamiento de la ciudad...

... el Hostal de los Reyes Católicos, siglo XV, antiguo hospital de peregrinos y actual Parador Nacional...

... y por supuesto, la Catedral de Santiago de Compostela.

La belleza de la portada del actual Parador Nacional es sin duda su mejor carta de presentación, y en el interior todo un mundo por descubrir...

La historia de la Catedral de Santiago de Compostela y su asociación a la del sepulcro del Apóstol Santiago es tan fascinante que mejor dejo el enlace con todos los datos...

... eso sí, sin olvidarnos de su fabulosa fachada principal.

Todo el casco histórico de Santiago resulta una pasada, todo gira entorno a su Catedral, todo gira entorno a la fe...
... o al menos así lo indican las expresiones de fervor religioso por sus calles.

DÍA 6
Santiago de Compostela-Madrid (630 kms)

Último día de peregrinación y no nos queremos despedir sin abrazar al Santo Patrón. A nuestra llegada a la Catedral el personal es escaso y no hay cola así que una rápida incursión por el pasillo preparado para tal fin y sellamos con un "abrazo" al Apóstol esta pequeña odisea donde la satisfacción personal por otro viaje disfrutado, y esta vez, plenamente particularizado a nuestra forma de entender y disfrutar de la vida, ha servido para saciar nuestras ansias de conocimiento, y en un futuro, a convertirse en exponente de posibles Caminos en sus distintas variaciones y/o formas.

Adiós a nuestro palomar favorito...

... y a unas vistas de ensueño...

... adiós a nuestra Plaza de San Miguel...

... y hasta más ver hermanos. De regreso, los poco más de 600 kms que nos separan de nuestras humildes moradas se convierten en pura incertidumbre climatológica, pero por otra parte, sabemos apreciar, y por ello nos sentimos muy campantes, el hecho de habernos dejado entrar en la concha de tan preciado molusco, podéis ir en paz... PENDEJOS, ja, ja!.

16 comentarios:

mar-abunta dijo...

Qué gozada de ruta...yo siempre lo digo, irse al extranjero sin conocer todo esto, tiene delito.
Suena...Solitary man :DDD

maes dijo...

Que envidia!!! por mi parte. Enhorabuena por la tuya jeje.

Ra dijo...

Hola peregrino ^_^ me has emocionado con este post xD

Gracias por compartirlo, es una pasada el camino francés.

Aunque bueno lo que más me ha gustado fue la foto azuzando el rebaño jajajaja xDD pobres ovejas estarían acojonadas con las motos xD

El Monasterio Viejo de San Juan de la Peña me ha fascinado, una pena que no hubiéseis podido entrar para verlo por dentro.

Muy bueno también lo de que "el agua oxida" jajajaja tomo nota xDDD

Una maravilla todas las imágenes y de Santiago qué te voy a decir?? Yo voy este finde a perderme por sus calles que me hace falta distraer la mente... ;)

Fantástico post Freebird. Un besico.

Anónimo dijo...

Te lo vuelvo a repetir, gracias por compartirlo y hacerme disfrutar con vosotros del camino....que pena que no se pueda oler ni saborear todo lo que cuentas.....pero con las fotos y tu descripción como si estuviera allí...merece la pena hacer el camino aunque sea rodando...un beso peregrino pendejo.spes.

TOOFAST dijo...

...estos caminos si los conozco con mi strom. Que recuerdos. He estado en Santiago como 4 o 5 veces y siempre quiero volver. Del pirineo Navarro, ya ni te cuento. Que maravilla y que lejos estoy.

Mané dijo...

GRACIAS PEREGRINOS, EN SU MOMENTO YO HICE 200Km ANDANDO PERO AHORA Y DESPOES DE LEER TAN EMOCIONANTE POST PASO A DECIROS QUE ALGUN DIA ME ENCANTARIA HACER LO MISMO. ME HAN ENTUSIASMADO LAS FOTOS Y A VOSOTROS DAROS LA ENHORABUENA...VVVVSSSS DESDE EL OESTE

Artus dijo...

Pues fíjate que no había pensado en la peregrinación en moto. Es una opción. Ruta con historia. ¿Me quieres decir qu eno pasa la moto por el puente de Órbigo? ¿Y cómo pasaban los caballos? ¡Qué recuerdos del bueno de Suero de Quiñones, último caballero andante español... Os hubiera retado sin duda.
Solo un pero, he echado de menos el castillo templario de Ponferrada, pero imagino qu eno se puede ver todo... jejeje.
Por último, ¿no visteis los ciervos en la ciudadela de Jaca? Son visita obligada de mis ninios. O ven los ciervos o no nos vamos de Jaca.
Un saludo y enhorabuena por la rutita.

Freebird dijo...

Mar, tu lo has dicho, primero lo de Aki,y luego dios proveerá... Un beso.

Maes, gracias tio!, pero tu tampoco te quedas manco ;-)... Un saludo.

Ra, lo de las ovejitas tiene mandanga, cada vez que me arrimaba a un rebaño acelerón de motor y salían acojonadas las pobres, si es que ja, ja... Un besazo.

Espe, para eso estamos ;-), gracias andaluza... Un beso.

Toofast, nunca es tarde y ya estas tardando ja, ja... Un saludo.

Mané, gracias majete! lo de andar está bien pero en moto creo que disfrutas más el entorno, ánimo! y ya nos contarás ;-)... Un saludo.

Artus, si es que el puente está de obras y solo habían dejado 1 m de paso sobre él para viandantes, ya les vale!. Lo se, mea culpa, pero como bien dices no se puede ver todo... Un saludo

ROCKLAND dijo...

No paras, colega!
Esta vez sí visité ciertos lugares que pones en esta entrada, je,je.

Guapita zona la de Navarra y La Rioja y Galicia.

Siempre millas, of course!

Saludos.

Slow Rider dijo...

Tremendo trabajo e inmejorable ruta.. parte de ella muy cercana para mi ;)
Siempre he dicho que lo de peregrinar andando se hacía porque no había otra cosa, el que podía lo hacia en caballo y el que puede, ahora en moto ;)
Me ha encantado SI SEÑOR¡¡
V´ss

paulamule dijo...

¡Alucinante viaje!
Por cierto, esa botella de JB en la mesita del primer hotel os delata. Supongo que será para mojar las magdalenas de la mañana. Ja, ja, ja.
Salud bro.

Freebird dijo...

Rockland, esta vez sí! ja, ja... Un abrazo.

Slow, cuánta razón amigo! la moto te proporciona "ese" otro punto de vista... Un abrazo.

Paula, pero que observadora que eres sister!, se llaman bebidas esperituosas, y que mejor ocasión?ja, ja... Un abrazo.

Paco dijo...

Muy bonito el reportaje y las fotos. La botella de J&B tienes razón. Pero a mi lo que más envidia me dio fue ver esos caldos de Somontano y de La Rioja Alta. Ese Viña Ardanza...mmmmm jajaja
La Rioja, Navarra y Burgos, yo necesitaria dos meses para conocerlas y otros dos para recuperarme
Gracias por compartir V´´ss

manel dijo...

Menudo recorrido. Algunas de las tierras que habéis atravesado las conozco bien. Por motivos familaires y laborales. Da gusto leer tus escapadas.Saludos.

javiking dijo...

Increíble viaje, no me había planteado la peregrinación de esa manera. De dónde sacais el tiempo??? Qué envidia!!!!! Es un relato increíble, me ha encantado.

Un abrazo.

Freebird dijo...

Paco, pues al hilo te comento que el padre de un amigo de amigo lleva 2 meses y aun no ha salido de La Rioja! ja, ja... un saludo.

Manel, gracias tio! es una tierra muy entrañable y de una gran riqueza cultural y gastronómica, así da gusto!... un saludo.

Javiking, cuando hay voluntad se saca tiempo de donde sea!;-)... un abrazo.