... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos, y cada persona, el puto mundo.



De Nuevo Zamora, Abril 2011


Porque sí, por ser la "Muy noble y leal" título que ostenta desde 1465, por ser "la bien cercada" rodeada de Duero y murallas, por ser "la ciudad del románico" y sus excelentemente conservados 23 templos que la hacen merecedora de tal sobrenombre en toda Europa, y para servidor, por ser "la siempre presente" y haberme abierto sus brazos durante tres entrañables años de mi andadura profesional por toda la geografía española, por siempre y para siempre, Zamora.

Tras presentar credenciales en nuestro hotel favorito, que mejor manera de acallar a nuestras maltrechas tripas que dar un gastronómico garbeo por la zona de tapas y vinos de la ciudad, dicho y hecho, pincho y caña por doquier a un precio realmente competitivo...
Zamora es una ciudad rica pero no excesivamente grande por lo que caminar y perderse por sus calles resulta altamente entretenido. De camino al centro la primera muestra del románico zamorano, se trata de la Iglesia de Santiago del Burgo en pleno Paseo de Santa Clara, templo del siglo XII que aun conserva la distribución original de tres naves, toma ya!..

En la Plaza Mayor y frente al Ayuntamiento se encuentra la Iglesia de San Juan Bautista del siglo XII...

... y sobre su torre y a modo de veleta la figura de un guerrero medieval conocido con el nombre de Peromato; tal era la popularidad de esta estatua que el dicho "Ya está vuelto el Peromato" sirve para indicar que alguien ha cambiado de parecer o que se vuelve atrás, panda de chaqueteros! ja, ja...

Toda una conducta de buen gusto y solida ejecución... 

... esta vez, la portada del edificio de la antigua sede de la Diputación Provincial de Zamora...

... y justo enfrente la actual sede y antiguo Hospital de la Encarnación, y es que la burocracia da para esto y mucho más.

Completando el triángulo y hecho todo un pincel el actual Parador de Turismo de Zamora. Se trata del antiguo Palacio de los Condes de Alba y Aliste y fue mandado construir allá por el siglo XV.

En su interior y por la escalinata se puede acceder a sus estancias como auténticos reyes...

... y es que este palacio que llegó a alojar a los mismísimos Reyes Católicos o a Felipe III se ha convertido hoy en día en toda una referencia para la ciudad.

La climatología acompaña y el calor hace acto de presencia, pero no es el único...

... también lo hace la Iglesia de La Magdalena del siglo XII, que además, presume de bella portada y razones no le faltan...

La Iglesia Arciprestal de San Pedro y San Ildefonso es el templo más relevante de toda la ciudad después de la Catedral. Sus contrafuertes, que se encuentran integrados en la fachada de las viviendas que han crecido frente a ella, dan una idea de sus magníficas proporciones.

Aunque se trate de un templo románico del siglo XI, ha sabido evolucionar e integrarse conforme a los nuevos tiempos tal y como refleja una de sus portadas barrocas.

Frente a San Pedro, el antiguo Convento de las Religiosas Marinas que llegó a albergar el pionero Museo de la ciudad.

Como ausente y extrañamente solitaria, aunque magníficamente conservada, destaca en el camino la Iglesia de San Isidoro del siglo XII.

Son precisamente los jardines del Parque del Castillo los que nos invitan a la Catedral, desde aquí se deja entrever su singular y llamativa cúpula o cimborrio...

... pero antes un vistazo a las columnas que adornan tan agradable paseo. Se trata de las columnas del antiguo claustro del Monasterio de San Jerónimo ya desaparecido, una pena.

La Catedral de Zamora data del siglo XII y como apuntaba antes (su cimborrio) además de llamativo es la auténtica seña de identidad de la ciudad. Se trata de un templo sencillo de comedidas dimensiones (es la catedral más pequeña y antigua de toda Castilla y León) pero no por ello ausente de prestancia,  belleza y saber estar.

La insólita celeridad de su construción se tradujo en una unidad de estilo poco frecuente para la época así como en una extrema austeridad decorativa. La torre-fortaleza de la Catedral con sus 45 metros de altura la convierten en todo un baluarte, no en vano fue la torre del homenaje donde poder refugiarse el Cabildo en caso de necesidad.

Durante el siglo XVII se sustituyeron los tres ábsides por un frontal gótico y capiteles corintios...

... y en su interior, los clásicos arcos de media punta...

... o el espléndido sepulcro del "adinerado" doctor Juan de Grado, canónigo de la Catedral de Zamora.

Próximo a la Catedral se encuentra el Castillo de Zamora. Su construcción data del siglo XI aunque fue reconstruido en el XV, y fue una importante defensa primero contra los moros, y después contra castellanos y portugueses. 

Sus muros principales y parque lucen este aspecto...

... y su profundo foso este otro. Mediante un puente levadizo se accedía al interior del patio de armas a través de una puerta en uno de sus muros.

La Puerta del Obispo de la Catedral es simplemente un buen ejercicio de monumentalidad románica...

... de bruces la Casa del Cid...

... y sobre el río Duero el Puente de Piedra. Construido en el siglo XII fue reconstruido después de la riada de 1556 que lo destruyó casi por completo.

Y a la vuelta parada obligada en Tordesillas donde saborear una suculenta sopa castellana... HASTA LA PRÓXIMA!.

9 comentarios:

LRS dijo...

Acojonante muestra de mi tierra. Te mereces la llave de la ciudad.

A ver si nos vemos por estos lares

mq01 dijo...

the architecture you share is always so stunning! one day... :)

un saludo.

Ken dijo...

La ciudad de El romance es correcto! ¡Qué hermoso lugar!

Paco dijo...

A pesar de su tamaño
¡¡Que grande es Zamora!!
Buen reportaje y fotografias
Gracias por compartir V´´ssss

ROCKLAND dijo...

La visité hace ya muchos años. Con tus fotos la he vuelto a recordar.

A seguir quemando millas...


Saludos.

Slow Rider dijo...

Hubo un tiempo que no me perdía la Semana Santa de Zamora y es que entre el patrimonio que ostenta en tan poco espacio y las celebraciones la ciudad es algo que merece ser visitado una y otra vez..
Gracias por recordarme ZAMORA¡¡

paulamule dijo...

Ya ves que yo te he copiado en mi última entrada. Eso sí, no había tanta piedra, era más cemento.
Precioso viaje, como de costumbre.
Salud.

Artus dijo...

¡¡¡Cuanta piedra!!! Y todas en su sitio... que donde voy yo me las encuentro todas en el suelo, jejeje.
Un placer como siempre.

Freebird dijo...

LRS, viniendo de un zamorano de pro tu comentario, si me lo permite la concurrencia, adquiere un tono especial ;-)...Un saludo.

mq01, yes my friend!... and if you come here one day just call me and we can ride together ;-)... Un abrazo.

Ken, all across my country you can find places like this, i'm so proud for sharing this villages to all the people like you that are so far away... Un saludo.

Paco, gracias tio! por suerte España es un pais con muchos pueblos y ciudades dignas de ser admiradas, por lo que la oferta esta asegurada de por vida... Un saludo.

Rockland, gracias bro! espero que la disfrutaras a tope... Un abrazo.

Slow, cuanta razón, su Semana Santa es única en nuestra geografía, impone mucho respeto, no se escucha ni el silencio... Un saludo.

Paula, cemento del bueno, del bueno... Un abrazo sister.

Artus, ja, ja, la verdad es que sí, es una ciudad que se ha tomado muy en serio cuidar su rico patrimonio, ojalá tomaran nota otras poblaciones... Un saludo.