... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos y cada persona, el puto mundo.



Una Vuelta Por Chinchón, Abril 2010


Después de un finde intenso el domingo siempre apetece un poco de tranquilidad y entretenimiento y compartir unos kms en buena compañía, y como en este caso, acercarse a la población de Chinchón en el sureste de la comunidad de Madrid, y disfrutar de su entorno y de su historia.

La ciudad de Chinchón se encuentra en plena cuenca del Tajo-Jarama y parte de su territorio pertenece al Parque Regional del Sureste.

Ascendiendo por la carretera que sube al Castillo y al casco histórico...

En este último, la pronunciada pendiente de sus calles y el firme de empedrado utilizado, deja impronta de una subida la mar de entretenida.

El actual Castillo de los Condes se construyó sobre el emplazamiento del primero y con los materiales del viejo castillo. Su realización data entre los años 1590 y 1598.
El puente que salva al foso es de un sólo arco y sobre él descansa la pasarela de madera levadiza. Sobre la entrada se encuentra el escudo de armas de los Condes.

La ermita de Santa Ana, junto al cementerio municipal, merece ser visitada por la simplicidad y austeridad de sus formas.

Anexa al actual Parador de Turismo, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, que históricamente perteneció al convento de San Agustín, y cuyas naves fueron utilizadas como celdas para presos, cuando el convento se convirtió en cárcel durante la guerra civil.

Las manzanas son compactas y cerradas sobre si mismas y agrupan casas de diferentes tamaños.

La Plaza Mayor de Chinchón es una plaza medieval cuyas casas con soportales y balcones se comenzaron a construir en el siglo XV, quedando totalmente cerrada en el siglo XVII.
Está considerada como una de las más bellas del mundo por su armonía y proporciones.

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción pertenece al siglo XV y es una mezcla de estilos gótico, plateresco, renacentista y barroco. Restaurada en 1828 tras ser incendiada por las tropas francesas, en la actualidad carece de torre.

Unida en un principio a la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Gracia del siglo XV, la torre del reloj fue restaurada bastante tiempo después de que los franceses saquearan y destruyeran todo el conjunto. En esta restauración se ignoró la iglesia y con el tiempo quedaron sus restos ocultos. De ahí el dicho: "Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre".

A raíz de la declaración del casco urbano como Conjunto Histórico Artístico, existen casas catalogadas como especialmente protegidas. Desconozco si es el caso de la de la foto, pero seguro que su belleza medieval no pasa desapercibida...

La Mar De Tranquilos, Abril 2010

Que gran idea aprovechar estos días de Semana Santa para acercarse hasta Conil de la Frontera en la provincia de Cádiz y relajarse para descansar y desconectar de la locura de Madrid. Libres de preocupaciones y de horarios nos hemos sentido la mar de tranquilotes en un entorno perfecto, unos disfrutando de los deportes acuáticos y otros disfrutando de irrepetibles rutas en compañía de mi nena, la más fiel ja, ja. Desde el despertar por la mañana nada temprano, todo hay que decirlo, con tu perfecto mollete rezumando aceite, sal y tomate y ese café que no a todos satisface, eh Chiky?, y hasta la vuelta ya de noche a nuestro hotel favorito para sobar después de degustar, como cada día, raciones de pescaíto a granel, solo puedo añadir que la marca dejada ha sido tan profunda, que no me cabe la menor duda que repetiré en breve.

La Villa de Conil de la Frontera se encuentra limitada por los términos municipales de Chiclana de la Frontera, Medina Sidonia y Vejer de la Frontera, a 38 Kms de la capital, Cádiz. Debido a la influencia del Cabo Roche, Conil es la población donde se registran más horas de sol durante el año en España.

Las torres vigía son torres exentas y aisladas que se ubican en el litoral o su área de influencia y que tenían como función primordial la vigilancia marítima y la transmisión de señales, aunque pudieron también ejercer funciones disuasorias mediante piezas artilleras menores.

La Torre de Castilnovo, situada al sur de la costa de Conil y próxima a la playa del El Palmar con una altura de algo más de 15 m, data de la primera mitad del siglo XVI y fue mandada construir por el duque de Medina Sidonia.

En su interior, solo las aves costeras permanecen a buen recaudo gracias al refugio que les proporciona.

Sobre la Torre de Guzmán, y al caer la noche, se apostaba un vigía ante la llegada de turcos, moros y otros enemigos; con señales de fuego avisaba a los vigías colocados en las atalayas próximas de la llegada de un enemigo y éstos a su vez a otros, así se aseguraba la alerta de las ciudades vecinas.

En la actualidad la torre se encuentra en el interior de la ciudad, y al atardecer, puede apreciarse en todo su esplendor como si los años no la hubieran desgastado...

Al sur de Conil y a unos 2 kms se encuentra la playa de El Palmar, punto de encuentro de surfistas, modernos hippies, algún que otro naturista y en general todo aquel que quiera disfrutar de unas playas extensas y limpias, por no citar sus numerosos chiringuitos y restaurantes a pie de playa, donde podrás degustar el mejor pescaíto frito que servidor a tenido a bien probar en toda su corta vida.

El origen de Chiclana de la Frontera se remonta al año de 1303 durante el reinado de Fernando IV.

La Iglesia de Jesús Nazareno del siglo XVII pertenece al Convento de las Agustinas y en ella destaca la magnífica portada a base de mármol italiano.

La actual Torre del Reloj es un edificio civil sobre el que inicialmente se constituye el antiguo Ayuntamiento, es por tanto, anterior a la Iglesia de San Juan Bautista a la que hoy sirve de campanario.

La Iglesia de San Juan Bautista es uno de los ejemplos más bellos del estilo neoclásico en la provincia de Cádiz. La fachada está rematada por un frontón triangular con varias esculturas y se encuentra en la Plaza Mayor de Chiclana.

El islote de Sancti Petri y su fortaleza, enclavados al sur de la ciudad, data del siglo XVIII y en la actualidad se encuentra en pleno proceso de rehabilitación. En la antigüedad existía un templo, conocido como templo de Hércules Gaditano.

En el antiguo poblado, ya en ruinas, aun sobreviven los herederos de aquellos pescadores que subsistían gracias a lo que la bahía de Cádiz les proporcionaba.

Finalizada en 1787, la Iglesia de San José en Cádiz destaca porque la cúpula principal y las de los templetes de las torres se cubren al exterior con azulejos azulados.

La Puerta de Tierra de Cádiz es la antigua entrada a la ciudad y actualmente separa el casco histórico de la parte nueva de la capital gaditana. A partir de un primitivo muro del siglo XV y tras contínuas modificaciones y ampliaciones se contruyó la que es actualmente.

En su interior la Catedral de la Santa Cruz de Cádiz se inicio en estilo barroco y se terminó en neoclásico. Es el único templo de culto cristiano con cúpula amarilla (algo típico de la religión musulmana).

Junto a la catedral destaca la Iglesia de Santiago del siglo XVII.

Junto a Santiago la casa en la que falleció el ilustre Federico Carlos Gravina y Nápoli, marino y militar español y 12º capitán general de la Real Armada Española. Célebre por su participación en la Batalla de Trafalgar, fue uno de los más insignes marinos que ha dado España.

La denominada Puerta de la Rosa debe su nombre a la imagen de la virgen que albergó su hornacina. Fue la puerta occidental de la muralla de la ciudad, construida en el siglo XIII por Alfonso X el Sabio tras la reconquista de la ciudad.

Perteneciente al frente de la Caleta, el Castillo de Santa Catalina fue ordenado construir por el rey Felipe II.

Volviendo desde el Castillo esta magnífica vista del casco histórico deja patente la grandeza de la Catedral donde destacan sus dos torres y cúpula central.

La localidad de Vejer de la Frontera al sur de Conil disfruta de un laberinto de murallas y plazuelas. Construida en el siglo XV, la muralla se encuentra flanqueada por cuatro puertas: Arco de Segur, Arco de Sancho IV, Arco de la Villa y Arco de Puerta Cerrada y por tres torres la del Mayorazgo, la Torre de San Juan y la de la Corredera.
Perderse por sus calles resulta todo un placer para el viajero que la visita.

En lo más alto de del pueblo se sitúa la Iglesia Parroquial del Divino Salvador , conjunto arquitectónico formado por tres etapas constructivas bien diferenciadas, uno primero románico, un segundo gótico-mudéjar y la ampliación gótica tardía.

La torre del campanario está partida, indicando claramente la parte inferior su procedencia musulmana y la parte superior como parte del gótico-mudéjar.

El barrio de la judería ofrece al transeunte sus características callejuelas así como las fachadas vistas en cal.

Medina Sidonia al norte de Vejer dirección Arcos de la Frontera fue reconquistada por Alfonso X el Sabio en 1264 pasando a ocupar la línea fronteriza contra el reino granadino.

La Iglesia Mayor de Santa María la Coronada fue construida sobre los restos de una mezquita y se sitúa en una época de transición del estilo gótico al renacimiento.

Entre sus tesoros se encuentra su portón de entrada flanqueada por dos aras romanas y la custodia procesional del siglo XVI...

... y con esta fabulosa puesta de sol sobre la bahía de Cádiz digna del más grande de los emperadores, hasta la próxima mortales!.