... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos y cada persona, el puto mundo.



Ávila De Los CabaLLeros, Diciembre 2010


Después de casi tres semanas sin rutear y con un mono de moto del copón, me he animado a pesar del intenso frío a materializar esta instructiva ruta que tenía en mente desde hace unos meses. Se trataba de recorrer la N-110 entre Villacastín y Ávila y visitar ésta última, previo paso por el puerto de Guadarrama y de paso probar mi nuevo calzado contra el frío, que todo hay que decirlo ha resultado del todo satisfactorio, no así los guantes, y es que por mucho goretex, mucho thinsulate y mucha marca de los cojones que se tercie, resulta imposible mantener, "one more time", mis sufridos dedos en condiciones óptimas de presión y temperatura.
Lo que si os puedo asegurar es que después de esta interesante ruta el espíritu caballeresco, una vez más, ha marcado a fuego y para siempre su impronta en el corazón de éste apasionado motorista.

Tras cruzar el Puerto de Guadarrama con un frío digno del mejor "Pingüinos", me he detenido en Villacastín para inmortalizar a una vieja conocida, pero esta vez, desde su lado más oculto y ajeno al tránsito de la antigua N-VI, la Iglesia de San Sebastián. Comenzó a construirse allá por el siglo XVI y durante casi un siglo se mantuvo en ejecución, debido sobre todo, a la peste que asoló la población en 1.599. Es de tal dimensiones que ya el Marqués de Lozoya acostumbraba a referirse a ella como "La Catedral de la Sierra", si es que...

El paisaje blanco no quiere abandonarme y a lo lejos la Sierra de Gredos siempre fiel será mi flamante compañera de ruta...

Las frondosas dehesas de chaparros mantienen a sus oriundos en un estado de salud realmente envidiable...

... y es que no en vano por estas latitudes se cría una de las carnes mejor valoradas de toda la Península Ibérica, la ternera rosada de Ávila, muuu.

Estas son las carreteras que molan, joder! ni un puto alma transitando por ellas y todo el paisaje para uno solo...

Llegado a la localidad de Vicolozano próxima a la capital abulense descubro en sus entrañas esta pequeña joya, una bella Iglesia románica del siglo XV.

Paisajes de postal campan a sus anchas durante toda la ruta, el cielo abierto deja pasar los tímidos rayos del dios sol, mi nena no para de rugir ahuyentando todo lo malo que salga al paso, y servidor con la jeta más feliz que una climatología de estas características permite, qué más se puede pedir?.

Es una de las nueve puertas de entrada a la amurallada ciudad de Ávila, en este caso, la solemne y robusta Puerta de San Vicente, llamo y entro...

Justo en frente se encuentra la majestuosa Basílica románica de San Vicente construida entre los siglos XII y XIV.

... pero antes y aconsejado por mi nuevo amigo y gran entusiasta de las motos Toni, recorreré el perímetro completo de la muralla para poder apreciar de primera mano todo su esplendor, y así aprender de la sabiduría empleada durante su construcción.
En la foto una de sus ochenta y ocho torres semicirculares junto a la Puerta del Alcázar, a sus pies la estatua de Santa Teresa.

Frente a la Puerta se encuentra la Plaza de Santa Teresa o del Mercado Grande. Auténtica plaza mayor de la ciudad es punto de encuentro de foráneos viandantes y entusiastas forasteros, y en ella se encuentra, al fondo, la Iglesia de San Pedro del siglo XII donde destaca su portada rematada por un rosetón de estilo cisterciense.

La puerta del Alcázar sirve de decorado para inmortalizar un gran encuentro que promete dar sus frutos, un saludo figura!.

Construida durante el siglo XI la Muralla defensiva militar es el auténtico estandarte y bandera de la ciudad de Ávila. Su construcción iniciada a instancias del rey Alfonso VI de Castilla ha condicionado el devenir de la ciudad y sus pobladores.

Desde la Muralla puede apreciarse la Sierra de Gredos precedida por la torre de la Iglesia de Santiago en toda su belleza....

... y desde el Humilladero de los Cuatro Postes...

... Ávila en toda su grandeza.

Cerrando el perímetro amurallado, una magnífica instantánea con el antiguo campanario del Arco del Carmen al fondo. Viendo esta fotografía uno piensa en lo inexpugnable de tan magna fortaleza y no puede evitar imaginar los ataques y asedios a los que fue sometido la ciudad allá por el medievo.

En el interior de los muros los rugidos de mi nena no impiden que un antiguo conocido nos dé la bienvenida, se trata de la Hospedería de Bracamonte, un lugar donde el descansar y el buen comer se convierte en todo un arte, y además, muy cerquita de la Catedral.

La Catedral del Salvador de Ávila fue proyectada como templo y fortaleza. Data del siglo XI al XII y constituye la primera catedral gótica de España, aunque su parte más antigua sea considerada de estilo románico de transición al gótico. Su carácter defensivo queda más que patente en su robusta torre principal...

... mientras que el resto del cuerpo destaca por su cuidada ornamentación gótica.

La belleza y el interés por la holgada puerta norte...

... incluye hasta un actual descubrimiento.

Aconsejado por mi amigo abulense y después de unos vinos donde solo él sabe, nos despedimos y servidor continua la búsqueda de nuevas y sugerentes imágenes para el recuerdo.

Y es que la arquitectura religiosa cristiana nunca dejará de sorprenderme, ante tanto miedo a lo desconocido promovido por la propia Iglesia de la época, uno va y se encuentra con símbolos de todo tipo de condición...

Me encanta la pose de Santa Teresa, una mezcla entre sorpresa, gratitud y sumisión.

Al estar construyéndose a la vez la Catedral y la Muralla entre los años 1160 y 1180, se integró el cimborrio en la propia muralla dotándole de un forro que le proporcionó un carácter mayormente bélico, no los cubos ja, ja.

Accediendo por la Puerta del Alcázar uno se topa con la fachada este donde se intuyen tanto la Puerta de los Doce Apóstoles como los rosetones, ventanas y ventanucos.

Ya en las afueras del recinto amurallado y próxima mi partida, me detengo un instante frente al Monasterio de la Encarnación, sigloXVI. Este Monasterio es uno de los lugares esenciales de la vida de Santa Teresa donde permaneció desde 1535 hasta 1574, y si no fijaros en la estatua de la Santa a la entrada...
... y como llegué me marché, saludos y HASTA LA PRÓXIMA!.