... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos y cada persona, el puto mundo.



Art ChoPPer Madrid Centro


METALLICA, la bestia con alma de heavy metal.


GTO, la elegancia vuelve para vengarse.

SCALLY, si te debe algo, aprovéchate.


LUCKY DEVIL, el diablo te acompaña.



VEGAS LOOSER, la preferida de mi acompañante...



... y mi preferida sin duda alguna.

RAMERA, si te atreves, móntala.

BORN TO RUN, mucho Rock n' Roll.


La Casa De Las Cosas, Mayo 2009


La casa de las cosas bien podría ser una pintoresca panera (gracias Paula) del paisaje asturiano, bien un estupendo Parador en un enclave de ensueño como Cervera de Pisuerga y unas vistas que quitan el hipo, o bien, como es el caso, un fantástico cenador en lo más alto del centro de Potes. En definitiva, todas y cada una de las cosas que uno es capaz de imaginar y desear cuando rueda a gusto consigo mismo y con el entorno.

Iniciamos ruta desde Madrid con la fresca y después de un ligero percance sufrido por un novel pero osado pakete, ésa Bea!, que resolvemos con gran optimismo y sentido del humor, estamos a las puertas de los picos de Europa en la localidad cántabra de Potes, Comarca de Liébana.
La ruta que seguiremos una vez ocupado nuestro hotel favorito, y todo sea dicho de paso, flanqueado por escudos, insignias y uniformes, será la siguiente: Potes, Portilla de la Reina, Posada de Valdeón, Oseja de Sajambre, Cangas de Onis, Onis, Carreña, Panes, San Vicente de la Barquera y de vuelta a Potes atravesando el imponente desfiladero de la Hermida a su paso por el río Deva.

Desde el Parador de Cervera de Pisuerga puedes recrear la vista...

...despejar la mente en su exclusiva terraza...

... y relajarte tras una agotadora jornada de viaje.

Desde nuestro hotel que mejor manera de comenzar el día que asomarse a su ventanal con vistas e imaginar la jornada que se avecina.

Dirección a Fuente Dé un alto en el camino siempre se agradece.

Subiendo el puerto de San Glorio la conducción se hace cada vez más desafiante...

...a la par que impresionantemente entretenida...

... y ella lo sabe.

En lo más alto el viento cesa...

... y en las cumbres el presentimiento de los primeros deshielos.

Nos adentramos en el Parque Nacional de Picos de Europa en la provincia de León. Los Picos de Europa presentan la mayor formación caliza de la Europa Atlántica. Entre sus riscos habita el rebeco, en los bosques los corzos, lobos y presencia ocasional de algún oso, también más de 100 especies de aves. Hay siglos de historia escritos en todo el entorno.

El ganado campa a sus anchas por todo el parque y hemos de ser nosotros los que cuidemos de no importunar su tranquilo desplazamiento.

Continuamos recorrido por sus angostas carreteras mientras mi acompañante no deja de inmortalizar cada gran momento.

Observando...

... imponiendo...

... y reposando.

Varios son los caminos que conducen al Parque Nacional de Picos de Europa, pero dependiendo de que se vaya a visitar es más apropiado uno u otro...


... pero en esta ocasión escogimos el correcto. Nos adentramos por caminos tan estrechos que el rodar puede llegar a convertirse en tarea ardua complicada.

Pronunciadas pendientes y pistas en tierra hacen de nuestra concentración el mejor de los aliados.


Impertérritos a nuestro paso, los asturcones parecen comprender nuestro afán de aventura.

Rincones donde bien merece la pena desconectar de todo, y de casi todos...

Comentar que desde Oseja de Sajambre hasta Cangas de Onis no hay ni una gasolinera, asi que sed precavidos si no queréis sufrir más de lo necesario... aun asi, proseguimos despacito y con buena letra atravesando el desfiladero de Los Beyos hasta nuestro siguiente destino.
El Reino de Asturias se origina después de la rebelión de los Astures y Cántabros, representados por el Rey Pelayo que vence a los musulmanes en la batalla de Covadonga (año 722) e iniciando la Reconquista. Su primera capital será Cangas de Onís.

La Parroquia de Santa María junto a la estatua del rey Pelayo presidiendo la Plaza del Mercado.


San Vicente de la Barquera se encuentra en pleno corazón del Parque Natural de Oyambre. La villa vivió su mayor esplendor durante la edad media, época en la que sus hombres protagonizaron importantes gestas marineras en la reconquista de ciudades andaluzas o en las expediciones a Terranova.

Por unos instantes tu mente descansa...

... y de vuelta a Potes, coincidimos con más máquinas. En estos 3 días no ha habido ni un solo momento en el que no nos hayamos cruzado con otros motoristas, realmente por estas latitudes existe mucha afición, y eso amigos, siempre es de agradecer... HASTA LA PRÓXIMA!.