... cada kilómetro un mar de felicidad, cada entorno un referente para los sentidos y cada persona, el puto mundo.



La Serena Entereza Del Escorpión EmpaKetado, Diciembre 2008


Escondido entre las sierras del Sistema Ibérico, en el término municipal de Nuévalos, provincia de Zaragoza, el parque natural del Monasterio de Piedra nos ofrece un paraje natural digno de ser observado y disfrutado.
Han sido tres días donde, sobre todo, la gastronomía y caldos de la zona (mención especial a los vinos de la Comarca de Somontano, eh SS?), han ayudado a reponer ánimos y compartir experiencias.

En nuestro hotel favorito, mi restauradora favorita de siempre mirada alegre.

También estuvieron.

A la entrada del Parque curiosas hoquedades decoran sus abruptas paredes...

... y en su interior el Monasterio de Piedra concentra todas las miradas.

Torrentes de agua a modo de cascadas...

... y la Caprichosa, que debe su nombre a las leyendas que en antaño se forjaron en referencia a los parajes del Parque.

Interior de la gruta que atraviesa el denominado Salto de la Cola de Caballo.

Vista del citado Salto desde la Gruta Iris.

Alguna parece perdida...

... y alguno ausente.

Viejunos ante el paso del tiempo...

... Stoners cinco estrellas...

... y sinfonía de colores en el lago del Espejo, un auténtico remanso de paz.






... hasta la próxima!